REZAR EN ADVIENTO

Mateo 21, 23-27 ¿Con qué autoridad hiciste esto? ¿Quién te dio tal derecho?

Muchas personas en tiempo de Jesús (hoy también) se molestaban mucho con la propuesta de Cristo. Él tiene el derecho de presentar caminos que llevan a la vida, de acabar con las etiquetas que catalogan a las personas, es decir, sin miedo, decirnos que algunas de nuestras opciones están equivocadas y no llevan a ningún lado… Cuando pensamos que somos el centro del universo, que la realidad depende de nuestras ideas fijas, el mensaje de Jesús nos deja muy nerviosos; nos pone a la defensiva.


Es hora de dejar al lado nuestras opiniones. Es tiempo de aceptar que puedo y debo confiar en ti. No es solo que estoy desilusionado con todos los vendedores de mentiras que me robaron tiempo, dinero y felicidad. Es porque, a pesar de conocer poco de ti, ya percibí que cuando hablas, mi corazón se anima. No entiendo todo lo que me dices, pero presiento que tu palabra me trae paz y una alegría sin igual. Por eso te digo: entra de lleno en mí. ¡Háblame, háblame a mí! ¡Yo confío en ti!

editorial CCS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s