Llénanos, Señor, de tu autenticidad

Se sorprendían al ver cómo actuabas,

porque todo tu hacer brotaba de Dios,

provenía de la fuente de tu sabiduría,

del dejar a Dios ser en ti mismo.

Tú transparentabas a Dios,

porque actuabas con amor,

porque sabías escuchar al hermano,

porque todo tú te ponías a su servicio.

y esa era tu autoridad,

la que tanto sorprendía a tus seguidores

y es la que nos falta a nosotros,

porque no te dejamos hacer en nosotros del todo.

Señor, sé la energía de mis actos,

el motor de mi fuerza

y el amor de mis gestos.

Hazme gratuito, empático con el otro,

para entrar en su necesidad,

para alumbrar sus oscuridades,

para ser pañuelo de sus lágrimas

y compañero de la vida.

Tú que conoces mis demonios, y los de mi entorno,

enséñame a reconocerlos, sáname, para sanarlos,

y hazme, como Tú, generador de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s