REFLEXIÓN I DOMINGO DE CUARESMA

UNA HISTORIA DE RECREACIÓN, SIEMPRE AMENAZADA POR LA TENTACIÓN

Lo importante del texto de la primera lectura de hoy no es el diluvio, sino lo que viene después del diluvio. La historia de Noé se puede leer como una historia de destrucción. Pero creo que es sobre todo una historia de recreación, de regeneración, de futuro, de aurora de una nueva vida. Al final, las aguas bajan, la tierra queda fecundada por una nueva vida. Desde ese momento surge una alianza entre Dios y el hombre simbolizada en ese arcoíris que aparece en el cielo.

Los diluvios de Dios ya no serán de castigo, sino de gracia y misericordia. Dios abre las compuertas del cielo para hacer llover, sobre nosotros, al mismo Espíritu Santo. Es Dios mismo el que llueve sobre nosotros el día de nuestro bautismo. Ojalá nos dejemos empapar en estas aguas vivificadoras de Dios. Esto sí que es buena noticia.

Lo que viene después del diluvio es lo mejor. Se anuncia amistad perpetua; alianza perpetua entre Dios y los hombres. Dios no quiere la muerte. Dios quiere que el hombre viva y que sea a su vez vivificador. Dios y el hombre, en alianza amorosa y trabajando juntos, harán la tierra más bonita, más segura, más limpia, más fecunda…

Pero no siempre el hombre ha permanecido fiel a la alianza amorosa de Dios y nos dejamos tentar por el mal. Por eso, en este primer domingo de Cuaresma se nos narran “las tentaciones de Jesús”.

Y con ellas entendemos que Jesús muy cerca de nosotros. Pues Él asumió de tal forma nuestra vida, que incluso fue tentado, como lo somos cada uno de nosotros. ¡Hasta en esto se hizo semejante a nosotros! Como nos dice el Evangelio, Jesús es llevado por el Espíritu al desierto y allí es tentado.

¿Qué queremos decir con estas cosas? Yo creo que algo muy sencillo: a lo largo de nuestra vida llegan momentos en los que nos tenemos que definirnos, en los que tenemos que elegir y ahí, puede tener cabida la tentación: O nos decimos por una cosa o nos dejamos llevar por otras sugerencias y romper nuestra alianza.

Jesús es tentado y en la tentación opta por lo que el Espíritu le dice. En el lenguaje popular están muy metidas estas expresiones: “Son pruebas que Dios te manda…”. “Es una prueba de Dios”… Dios no manda pruebas.  La vida es la que nos presenta momentos de opción en los que tenemos que dar la talla. Y, optamos por dejarnos guiar por Dios, por nuestra conciencia, o, bien optamos por dejarnos guiar por las apariencias tentadoras y apetecibles.

La Cuaresma es un buen momento para que cada uno de nosotros, que nos decimos cristianos, examinemos qué lugar ocupa Dios en mi vida, en mis proyectos y en mis decisiones. Como Jesús, nosotros hoy estamos sometidos a tentaciones de todo tipo: oportunidades para dejar a Dios de lado y enfocar nuestra vida por otros derroteros.

Nadie, por muy santo que sea se ve libre de la tentación. Y esto no es malo, es simplemente un aspecto de nuestra condición humana. El sentir tentaciones no es malo, ni significa que seamos malos. Es algo normal y natural. Lo raro sería no tenerlas…

Jesús vence las tentaciones y nos muestra el camino para ello: tener a Dios como cimiento, dejarnos iluminar por su palabra a la hora de buscar solución a nuestros problemas, a nuestros proyectos, a nuestros deseos…

Si Dios y su Palabra son el sustento de nuestra vida, venceremos las tentaciones y daremos una buena talla. Si no, nuestro egoísmo, nuestra soberbia, nuestro orgullo, injusticia, envidias…, podrán con nosotros, y daremos ante Dios y ante los demás, una talla muy pobre y raquítica.

El camino está marcado: recorrerlo cada día es la tarea de toda la Cuaresma. No te asustes al ser tentado. Sorpréndete de no estar apoyado en el Señor y en su Palabra, porque caerás en la tentación.

Les deseo un camino Cuaresmal fecundo y que ello lo noten todos los que están junto a nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s