Domingo 27 del Tiempo Ordinario-B

CORAZÓN CON CORAZÓN
Nos dice la Biblia que Dios hizo a Eva de una costilla de Adán. Esto no quiere decir que Dios, como si fuera un cirujano, arrancase una costilla de Adán y que con ella hiciera a Eva. No. Tanto la Biblia como nosotros tenemos unas maneras de hablar, que no pueden tomarse al pie de la letra. A veces nosotros le decimos a alguien: «Hace un siglo que no te veo», a pesar de que un siglo son cien años. Lo que queremos decir es que hace mucho tiempo que no lo vemos.
​Pues bien, al decirnos la Biblia que Dios hizo a Eva de una costilla de Adán, lo que quiere decirnos es que los corazones del esposo y de la esposa deben estar muy cerca el uno del otro, como lo está una costilla. En definitiva, la Biblia quiere decirnos que el esposo debe amar a la esposa como a su propio cuerpo; y lo mismo la esposa al esposo. El amor de los recién casados brilla mucho, pero no pocas veces se asemeja a un fuego que se apaga. En cambio, el amor trabajado y renovado de las personas mayores muchas veces es más profundo.
​Un esposo anciano se expresaba en estos términos: «Mujer, ven a sentarte a mi lado en el banco que está delante de mi casa, porque tú lo mereces. Hace cuarenta años que estamos juntos.
​En este hermoso anochecer, que es también el anochecer de nuestra vida, tú tienes también derecho a un instante de reposo. Ahora los hijos están casados, andan por el mundo y nuevamente estamos solos, como cuando comenzamos.
​Mujer, ¿te acuerdas? No teníamos nada cuando empezamos. Todo estaba por hacer. Y pusimos manos a la obra y fue difícil. Pusimos coraje; era necesaria la constancia. Se necesitó amor, y el amor no es lo que uno se imagina al comienzo. No es cambiarse besos, palabras al oído o apretarse uno contra otro. El tiempo de la vida es largo y el día de la boda es un instante.
​Fue enseguida, ¿te acuerdas? Fue en seguida cuando comenzó una nueva vida. Llegaron los hijos; fue preciso alimentarlos, vestirlos, educarlos… Muchas veces enfermaron y te quedabas de pie noches enteras y yo trabajaba de la mañana a la noche.
¿Te acuerdas? Mujer, claro que te acuerdas. Todo era preocupación, todo era lucha: y tú estabas allí. Fuimos fieles el uno al otro. Y así yo pude apoyarme en ti y tú apoyarte en mí. Tuvimos la suerte de estar juntos; nos pusimos a trabajar los dos; aguantamos todo; nos hemos ayudado a ser responsables. El verdadero amor no es el que uno se imagina. El verdadero amor no es de un día, sino de siempre. Es ayudarse…, comprenderse… y poco a poco uno ve que las cosas se arreglan.
​Los hijos crecen. Hemos intentado ser ejemplo para ellos. Hemos formado una familia muy unida. Por eso, ponte a mi lado; llegó la hora de la cosecha y de llenar el granero. En este momento en que todo está color de rosa, como rosada es la tarde, apóyate bien en mí; no hablaremos nada; ya no necesitamos hablar. Sólo tenemos necesidad de estar juntos una vez más y dejar que la noche venga lentamente sobre la alegría de la misión cumplida».
​Queridos amigos y amigas: este esposo llevaba muy cerca de su corazón a su esposa.
Quiero recordar unas palabras del Papa Francisco en el encuentro de Filadelfia: Ojalá cada uno de nosotros abriera su corazón a los milagros del amor para el bien de su propia familia y de todas las familias del mundo, y estoy hablando de milagro de amor, y de esa manera poder así superar el escándalo de un amor mezquino y desconfiado, encerrado en sí mismo e impaciente con los demás. Les dejo como pregunta, para que cada uno responda, por qué dije la palabra impaciente. En mi casa, ¿se grita o se habla con amor y ternura? Es una buena manera de medir nuestro amor.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s